viernes, 28 de abril de 2017

Segunda temporada de "Into The badlans", la diversión continúa


"Into the Badlans" fue una de esas series sorpresa que ví el pasado año, un poco o demasiado corta para mi gusto, tan es así que ni me acordé de mencionarla en el ranking de series, aunque no sé si lo debía hacer porque la serie fue estrenada el año anterior. Como ya dije en su momento la serie es una extraña mezcla de géneros: acción, artes marciales, mundo postapocalíptico al estilo Mad Max, un toque de western, ciencia ficción distópica con algunos toques steampunk, en la que sobresale sobre todo su faceta de acción y artes marciales, -impresionantes las escenas de las peleas, verdaderas coreografías visuales-, con un toque de cómic gráfico, en el que la violencia y la sangre salpican a menudo, -y lo digo literalmente,- la pantalla.

Pues bien hace un mes que esta producción de la cadena AMC inició su segunda temporada y hace unos días se ha anunciado su renovación para una tercera dados su excelentes datos de audiencia. El  comienzo de la temporada  no ha podido  ser más prometedor. Dejamos al final de la pasada temporada  a MK raptado por unos monjes, a Sunny prisionero en un barco  fuera de las tierras baldías y con casi la certeza de que el barón Quinn había muerto a sus  manos, y retomamos la acción allá donde la dejamos. La temporada comienza con un Sunny encadenado para trabajar como esclavo en unas minas, sonando de fondo la pegadiza canción  "Human" de Rag'n'Bone Man, vemos a MK en lo que parece un monasterio donde hay otros chicos especiales como el, a Quinn escondido en un refugio bajo tierra protegiendo y/o reteniendo  a la doctora Veil que acaba de dar a luz el hijo que ha tenido con Sunny y a La Viuda maniobrando para hacerse con el control de las Badlands. 

Y, de nuevo,  el violento y absorbente mundo de las Badlands nos vuelve a atrapar. Sunny escapará de las minas junto a un orondo camarada, interpretado por el cómico británico Nick Frost,  que le pondrá un gracioso contrapunto en su viaje de regreso  a las Tierras Baldías, MK huirá del monasterio perseguido por unos abates guerreros, perdiendo en el camino a su amiga Ava, Veil intentará escapar de Quinn y La Viuda se enfrentará al resto de barones e intentará una alianza con un renacido Quinn que además asesinará a su propio hijo, Ryder, granjeándose el odio de su ex-mujer, Lydia y madre de Ryder. Oscuro y duro mundo de luchas y ambiciones en el que pocos serán los personajes que mantengan su código ético, sus principios.

Cabe señalar que cuatro de los diez episodios de esta temporada, incluido su final, están dirigidos por el cineasta español Paco Cabezas que parece haberse especializado en series internacionales. Paco dirigió varios episodios de "Penny Dreadful", ha intervenido en algún capítulo de "Dirk Gently" y dirigirá episodios de "The Strain" y "The walking dead". La primera temporada de esta serie nos presentó y situó a los diferentes personajes en la trama, de forma que esta temporada se nos presenta mucho más amplia y abierta tanto en escenarios como en posibles conflictos. Espero que sigan manteniendo el buen nivel de la serie y no la pifien como ha sucedido en otras series televisivas.

jueves, 27 de abril de 2017

Cuarta y ¿ultima? temporada de Sleepy Hollow

Terminó, hace más de un mes, con más pena que gloria la cuarta y probablemente última temporada de "Sleepy Hollow". Una serie que empezó sorprendiéndonos, con una trama absolutamente inverosímil, pero sumamente entretenida, que llegó a crear su propia mitología pero que tras dar demasiados bandazos y hasta un último reseteo con su cuarta y de momento última entrega ha dado dados pruebas más que evidentes de que no puede dar más de sí, que después de arrastrase penosamente durante cuatro años  su recorrido debe llegar a su fin. A los hechos y sobre todo a las audiencias me remito, el último capítulo no llegó ni a los 2 millones de espectadores. ¿Dónde quedan los más de 10 del primero?

Recordemos que la historia de la serie nos mostraba a un tal Ichabod Crane que trabajaba para George Washington como agente y que resucita 230 años más tarde enfrentándose al jinete sin cabeza (el jinete de la muerte) en un mundo absolutamente nuevo y diferente para él. En esta andadura por nuestro mundo tendrá la compañía de la teniente Abigail Mills. En esa primera temporada,  además de al jinete sin cabeza deberán enfrentarse al demonio Moloch,  que pugna por liberarse del Purgatorio para dominar nuestro mundo,  trayendo el fin de los días. Tendrán la ayuda, en esta lucha,  de Katrina, esposa de Ichabod, bruja desterrada al Purgatorio. El final de la primera y la mayor parte de la segunda temporada tendrá como villano principal de la serie al hijo de Ichabod, Jeremy Crane, conocido en nuestro mundo como Henry Parish,  (interpretado por John Noble),  que odia a sus padres por haberlo abandonado y que se convertirá en un trasunto del jinete de la guerra.

En la tercera temporada, a Moloch le sucederá otra amenaza, la de Pandora y su maestro, un dios sumerio al que llaman El Oculto. Pandora será destruida pero no sin graves perdidas personales. La batalla le costará el alma y la vida a la agente Mills. En la cuarta temporada que supone un absoluto reseteo respecto de las temporadas anteriores. Crane se traslada a Washington y conoce a la agente de la Seguridad Nacional, Diana Thomas, que ocupará en cierto sentido el papel de la teniente Mills,  y a los miembros de la Agencia 355 creada por George Washington para registrar actividades sobrenaturales, Jake Wells y Alex Norwood. Crane descubrirá que la hija de la agente Thomas, Molly, es el próximo testigo. La amenaza, en esta ocasión, se llama Malcom Dreyfuss, un directivo de una poderosa multinacional que ansia la inmortalidad a toda costa y al que no le importará liberar nuevamente a los cuatro jinetes del apocalipsis. Una adulta Molly procedente de un horrible futuro alternativo donde Dreyfuss ha triunfado ayudará a Ichabod a terminar con esta terrible nueva amenaza.

sábado, 1 de abril de 2017

"Time after time", cancelada sin acabar su primera temporada

Se estrenó el 5 de marzo con un episodio doble y no ha conseguido llegar ni al 6º episodio. La cadena ABC la ha retirado de manera fulminante  de la parrilla. El anuncio se produjo hace tres días.  Está claro que la prolífica apuesta por las series sobre viajes en el tiempo no ha tenido mucho éxito, a tenor de los resultados de las audiencias esta temporada. A mi, la serie sin parecerme nada del otro jueves,  es difícil sacar petróleo de una trama que está pensada para una película, al igual que sucedió con "Frequency", me pareció hasta cierto punto simpática. Desde luego y puede ser algo personal y a pesar de sus más que evidentes limitaciones la veía  mucho más a gusto que la insoportable "Timeless". 

Podría haberse aprovechado mucho más y mejor el choque cultural de nuestros decimonónicos protagonistas con nuestro presente, como hiciera más acertadamente la película de los años 70 en la que se basa, pero parece que nuestros personajes se adaptaron demasiado pronto a nuestra época, como si siempre hubiesen vivido en ella. La trama era bastante limitada. Desgraciadamente nos quedaremos sin saber que fue del proyecto Utopía y donde, cuando y como acababa la persecución de nuestro ínclito H.G.Wells, interpretado por Freddie Stroma, al perverso e inmoral doctor Stevenson (Josh Bowman), más conocido como Jack El Destripador. Pese a las numerosas críticas por su actuación, Génesis Rodríguez le daba a su personaje cierto toque de espontaneidad, ingenuidad y frescura que era de agradecer.

viernes, 31 de marzo de 2017

Cuarta temporada de "Los 100": vivir o vivir

Tras la derrota de la inteligencia artificial Alie, la amenaza nuclear queda fuera del control. La serie nos sigue enfrentando a continuos dilemas éticos, como a los que se enfrenta Clarke a cada momento: tendrá que salvar a unos pocos en Arkadia si quiere salvar a la humanidad, aunque al final no se verá obligada a tomar esa terrible decisión, por el sabotaje de un terricola  por lo que todos, los hijos del cielo y los terricolas,  se deberán de enfrentar a la Praimfaya, la hecatombe nuclear final. Posteriormente y ante la tesitura de tener que elegir a alguien como conejillo de indias para convertir a los humanos en  mutantes capaces de sobrevivir a la radiación, se han convertido en lo mismo que odiaban, muy parecidos a la gente de Mont Weather, se inoculará la sangre negra que podría ser la solución a los problemas, pero los problemas no acabarán ahí.

Octavia también se tendrá que enfrentar a sus demonios familiares, trocando esa ira asesina que la embarga por la búsqueda de si misma, tras la tragedia de haber perdido a Lincoln en la temporada anterior. Continuarán las alianzas y traiciones de las diferentes tribus, al tiempo que muchos personajes evolucionan convirtiéndose en seres muy diferentes a lo que fueron. Los 100, en su ya cuarta temporada,  continua manteniendo el alto nivel de emoción y tensión que ha caracterizado las entregas anteriores y parece a tenor de las informaciones que manejamos, asegurada una quinta y no sabemos si última temporada. De momento a disfrutar de los cinco episodios que faltan para terminar esta entrega.

jueves, 30 de marzo de 2017

2ª temporada de la excelente "The Expanse", aunque...no es "Galáctica"

Con la distribución a través de Netflix y el encargo de una tercera temporada, "The Expanse" se consolida como una de las mejores series de ciencia ficción en antena, aunque lejos todavía de la profundidad y el alcance de una serie mítica como fue "Battlestar Galactica" y con unas audiencias bastante discretas. "The expanse" se tomó su tiempo en la primera temporada para meternos en harina, para conocer los diferentes escenarios y actores humanos en conflicto (los cinturinos, los marcianos, los terrícolas), hasta que descubriremos por fin el paradero y destino de Juliette Mao. Una protomolécula alienigena, con una inabarcable inteligencia, parece haberse convertido en la gran amenaza cósmica, un peligroso experimento que se ha escapado al control de sus descubridores e instigadores.  La protomolécula es tan poderosa e inteligente que es capaz de tomar el control de una estación asteroide, Eros, y dirigirla a la Tierra, como veremos en esta segunda entrega. 


Solo la intervención de los héroes de la "Roci" (por Rocinante) que trabajan ahora para la Alianza de los Planetas Exteriores dirigidos por Fred Johnson y el sacrificio del cinturino  Joseph Miller que se unirá en una fusión un tanto místico-carnal con la Juliette Mao-Protomolecula  que comanda el asteroide logrará evitar el desastre planetario en el viejo hogar de la humanidad y Eros acabará estrellándose en la superficie de Venus. Pero los problemas no han hecho más que comenzar. Anderson Dawes (le recordamos como David Robert Jones en "Fringe") se hace con al protomolecula que custodiaban Johnson y nuestros protagonistas. En la estación de Ganímedes se produce un choque armado entre marcianos y terrícolas, aunque el incidente es confuso y uno de los posibles atacantes no utilizaba el traje de vacío, como atestigua ante una comisión en la Tierra la sargento Drapper. Los héroes se encuentran en la estación de Ganimedes siguiendo la pista de otros científicos implicados en el desarrollo de la protomolecula. A falta de tres capítulos para que finalice esta segunda temporada, la serie mantiene intactas las virtudes que destaqué en primera review: excelente diseño de producción, cuidados efectos especiales, trama adictiva y unas interpretaciones bastante decentes.

domingo, 26 de marzo de 2017

"Iron Fist", la más ligera de las series de superhéroes de Netflix-Marvel

Estrenada el pasado 17 de marzo, "Iron Fist" es la cuarta serie inspirada en el universo de "Los Defensores" de Marvel, un universo  que veremos en toda su amplitud con la serie "crossover" que reunirá próximamente a los cuatros superhéroes "Daredevil", "Jessica Jones", "Luke Cage" y "Iron Fist". "Iron Fist" no es seguramente la mejor serie de las cuatro que hemos visto, no tiene la profundidad ni el villano épico (Wilson Fisk)  de "Daredevil", ni la heteredoxa imagen de antiheroina que nos ofrece "Jessica Jones", ni el acertado dibujo del Bronx y la cultura negra de "Luke Cage", pero tampoco es la serie que ha denostado, de manera mayoritaria, la crítica. "Iron Fist" es una serie, en general,  entretenida aunque comparte con las otras  cierta lentitud en el ritmo de su primeros capítulos, lentitud que se justifica por ese tiempo que  necesitan para adentrarnos en la historia y la personalidad del personaje, aunque parece hoy en día que, tanto algunos críticos como muchos espectadores, consideran que es lento todo todo lo que no lleve aparejado en cinco minutos, tres minutos de acción. La serie tiene, además,  algunos buenos giros argumentales de los que carecen algunas de las otras series.

"Iron Fist" nos cuenta la historia de Danny Rand (Finn Jones), heredero de una gran multinacional que, quince años atrás desapareció,sin dejar rastro,  tras un extraño accidente aéreo, en el que fallecieron sus padres. Al parecer fue adoptado por unos monjes guerreros de la Orden de la Grulla en la ciudad monasterio de K´un Lun que se encuentra ubicada en otro universo paralelo. Allí se convirtió en un maestro de las artes marciales y fue acreedor  a recibir el Iron Fist, el poder del Puño de Hierro, tras derrotar al dragón Shau Lao, el Inmortal. Quince años más tarde se dispone a regresar a Nueva York y a recuperar lo que es suyo no sin antes pasar por duras pruebas. Y es que ahora la empresa está regida por los herederos del socio de su padre Joy y Ward Meachum quienes desconfían de ese joven andrajoso que dice ser Danny Rand y que amenaza todo lo que han conseguido.

En realidad la multinacional sirve de tapadera para los negocios de la organización criminal "La mano" que ya vimos en "Daredevil", con la inquietante Madame Gao a la cabeza. Y es que en realidad descubriremos que el socio de su padre, Wendell Rand,  Harold Meachum no murió, se convirtió en inmortal, por obra y gracia de La Mano, a cambio de facilitar la entrada de la organización en la empresa. Harold Meachum es, sin duda, el principal villano de la serie, aunque no el único. Meachum jugará con los  bondadosos sentimientos de Danny, utilizándole para sus fines,  (liberarse de La  Mano y recuperar el control de su empresa),  hasta consumar su gran traición final. Meachum es ególatra, posesivo, iracundo, inmoral, despiadado y morirá finalmente a manos de su hijo Ward en una inolvidable escena final. Ward recorrerá una irregular y atormentada trayectoria desde ser el fiel aliado de su padre y único conocedor de su existencia a convertirse en circunstancial aliado de Danny Rand. Al final, se descubrirá que Harold fue el último responsable de la muerte de los padres de Danny.

Danny estará acompañado durante la mayor parte de la serie por Colleen Wing (Jessica Hendrick), que dirige su propio dojo de  artes marciales, y que será su amiga, su interés romántico y camarada aunque nos sorprenderá a todos cuando descubrimos que trabaja igualmente para La Mano. Y es que hay dos facciones en La Mano, igualmente perversas, la que aparece como una organización caritativa que ayuda a sacar a los jóvenes del barrio de la marginalidad, liderada por Bakuto, sensei, maestro de Colleen, y la que encabeza Madame Gao, adscrita al mundo delincuencial. No obstante, como quiera que el amor lo puede todo o casi todo, Colleen hará valer sus sentimientos  por Danny, venciendo la natural desconfianza de éste, al descubrir su pertenencia a La Mano, por encima de la lealtad que le pudiera deber a la secta. Danny será también ayudado por otros dos personajes que hemos visto en las otras series, la omnisciente enfermera Claire Temple (Rosario Dawson) que viéramos en las otras tres series, siempre cuidando y curando a los superhéroes y sobre todo, y de forma especial, en "Luke Cage", y la abogada Jeri Hogarth (Carrie Ann Moss) que vimos en "Jessica Jones" y también y de manera tangencial en la segunda temporada de "Daredevil".

Las criticas que ha  tenido la serie se han centrado en  la elección del protagonista, algunos hubieran deseado para este maestro del kung fu, a un actor oriental,  pero el hecho es que el personaje del cómic era un tío rubicundo con ojos azules, como el joven Finn Jones, y contrariamente,  la pelirroja compañera caucásica del héroe en el cómic se convierte en la serie en la oriental Jessica Hendrick, también se ha criticado el rol  de multimillonario blanco que lucha contra el crimen, que nos parece recordar a "Arrow", (ahi acaban las similitudes), a la poca entidad de los villanos, al poco esmero en las escenas de lucha, teniendo en cuenta, la naturaleza del héroe, un maestro de las artes marciales, y a lo endeble de la trama principal, dividida, a partes iguales, entre la lucha de Danny con los Meachum por recuperar el control de su empresa y con La Mano, con sus diversas facciones (lideradas por Madame Gao y Bakuto, respectivamente).

No obstante, como he dicho, la serie se deja ver, es entretenida. Diferente a las otras, no tan oscura, más luminosa, tanto en sus escenarios físicos,  (que todas estas series comparten),  como sobre todo en el dibujo del personaje. Danny es probablemente el más ingenuo de todos los superheroes que hemos visto. El final de la serie queda un tanto abierto,  con el descubrimiento por Danny y Colleen,  tras su viaje al Himalaya, de que el portal mágico se ha cerrado y la ciudad monasterio de K´un Lun ha desaparecido, mientras que su amigo de monasterio, Davos, parece conspirar en una terraza de Nueva York con una convaleciente Joy en contra de Danny, mientras Madame Gao escucha con atención y desde cerca  la citada conversación.

martes, 28 de febrero de 2017

"Taboo" y las últimas noticias y novedades sobre algunas series de género


Después de una larga temporada ocupado en otras tareas, retomo el pulso de este blog. Hace un mes que publiqué la última entrada sobre "Emerald City", una serie estrenada en los primeros días del año cuya cancelación parece segura. Desgraciadamente no será la única en caer. Antes cayeron la descerebrada "Aftermath" o la interesante "Incorporated", ambas de Syfy, esta hace unos días, mientras se salvaron algunas series un tanto deficientes como "Channel Zero" o "Travelers". La insipida "Timeless" terminó con más pena que gloría hace poco y se desconoce aun su futuro, mientras que "Sleepy Hollow" camina en su renovada cuarta temporada hacia una más que probable cancelación. Otros fiascos fueron "Frequency" y lleva camino de serlo, al menos para mi los villanos ya no son lo que eran "Legends of Tomorrow". Pero vayamos a lo más interesante que he podido ver en estos 40 días. Regresaron con nuevas temporadas algunas buenas series como "Colony", "The Expanse" y "Los 100". "Legion" nos descolocó con su complicada puesta en escena, donde todo puede ser producto de la imaginación de su protagonista, y donde estoy todavía por decidir si es una genialidad o una genial tomadura de pelo, mientras que la comedia fantástica "Lucifer" se ganó unas merecidas vacaciones pues regresará el próximo 1 de mayo después de su reciente renovación para una tercera temporada. Y mientras ¿qué?. Pues disfrute con un excelente producto, un tanto oscuro, no apto para todos los gustos pero que a mí me sedujo desde el primer momento. Se llamaba "Taboo". Una cuidada producción de la BBC y la cadena americana FX, estrenada en España por la HBO en el mes de enero.

La serie, de 8 capítulos, que espero tenga continuación, está maravillosamente ambientada en los inicios del siglo XIX, cuando James Keziah Delaney, interpretado por Tom Hardy regresa a Inglaterra, tras la muerte de su padre que al parecer fue asesinado y tras haber pasado más de 10 años en Africa, donde se le había dado por muerto. La serie narra la hábil  lucha de Delaney contra la Compañía de las Indias, jugando a dos y a tres barajas,  a caballo entre los intereses de la Compañía, de la corona británica  y de los americanos, en un momento histórico en que Inglaterra mantiene una pugna con su antigua colonia, todo ello porque es el propietario de un franja de terreno, de enorme importancia estratégica para las fuerzas en conflicto en el territorio de Nutka, cerca de la isla de Vancouver, en la provincia de la Columbia Británica (Canada).


Casi todo en la serie es bueno, desde la maravillosa y casi hipnótica intro compuesta por Max Ritcher, esa cabecera, de tonos azulados, con los cadáveres flotando sobre o bajo las aguas que me recuerda, salvando las diferencias de género y estilo, a otra maravillosa serie, "Penny Dreadful". Aquí la recreación histórica nos retrotrae a algunos referentes literarios, tal vez una mezcla del Londres marginal descrito  por Dickens y los bajos fondos de Los Miserables que conociera Jean Valjean, con toques de Oliver Twist y el Heathcliff de "Cumbres Borrascosas"; La serie retrata  con tal verosimilitud y lujo de detalles el ambiente de aquella época que pareciera se pudiese sentir el olor de  las boñigas de los caballos por las calles. Tom Hardy interpreta a un bruto con el que es difícil empatizar, tiene un lado oscuro que no nos nos atrevemos a descubrir, pero sus enemigos son tan malos, genial interpretación la de Jonathan Pryce, como Sir Stuart Strange (el Gorrión Supremo de Juego de Tronos que aquí hace de director general de la Compañía de las Indias, ¿precursor de las primeras corporaciones multinacionales?, con tanto o más poder que el propio Estado) o el propio monarca británico tan repulsivamente presentado, que es inevitable no identificarse con las conspiraciones y maniobras de nuestro protagonista.  A pesar del indiscutible protagonismo de Hardy (sale  en casi todos los fotogramas de los diferentes capítulos de la serie) la mujer ocupa un papel importante aunque secundario respecto del rol protagonista: su medio hermana, Zilpha con la que mantiene una relación incestuosa interpetada por Oona Chaplin, su madrastra, (viuda de su padre), Lorna Bow (Jessie Buckley), la madam Helga Von Hinten (Franka Potente), mujeres todas  fuertes, de armas tomar. Todas las interpretaciones, tanto de los personajes principales  como de los secundarios, masculinos o femeninos, rayan  a gran altura.


La mitad de la esencia de la serie la aporta Tom Hardy con un enigmático personaje hecho a su medida, todo un antihéroe, con esa apariencia de tipo duro, andando a zancadas, una cicatriz junto a su ojo izquierdo, el cuerpo lleno de extraños tatuajes, sombrero puntiagudo, abrigo de tres cuartos y una más que dudosa moralidad. Y es que, para quien no lo sepa, el actor es creador de la serie junto a su padre Chips Hardy y Steven Knight (productor también de la memorable Peaky Blinders que comentaré en otro momento). La otra mitad la aporta ese estilo hiperrealista teñido de algunas gotas de magia, con una trama interesante, absorbente repleta de intrigas y conspiraciones que se asemejan a un juego de tablero donde nunca sabes quien va a hacer el siguiente movimiento. La serie es extrañamente atractiva, nos muestra las negras profundidades del alma humana, los ambientes más sórdidos y deprimentes de ese Londres de primeros del XIX provocándonos, al mismo tiempo cierta repulsión y una insana atracción por esos mundos oscuros y desconocidos.

Act. 26-3-17: La serie ha sido, afortunadamente, renovada hace unas pocas semanas para una segunda temporada.

domingo, 22 de enero de 2017

Emerald City, estimable revisitación del mundo fantástico de Oz


"Emerald City" es una serie de televisión, del género fantástico, que  estrenó la cadena NBC el pasado día 6 de enero,  basada de forma libre en el clásico "Land of Oz" de L.Frank Baum (1900), sobre el cual también se basó la célebre cinta cinematográfica "El mago de oz" (1939). Pero quien quiera buscar similitudes entre esta serie, el libro y la citada película musical no encontrará  demasiadas, al menos de momento. La serie mantiene el esquema básico argumental del cuento infantil pero lo hace mucho más oscuro y violento, convirtiéndolo en un cuento para adultos, donde al margen de las aventuras de sus protagonistas, existe un conflicto de fondo entre la ciencia (una ciencia un tanto incipiente en sus formas) y la fé o la magia que está en franco retroceso. Como el cuento en que se basa, la serie narra el viaje fantástico, a través de un tornado, de Dorothy Gale al mundo de Oz donde se encontrará   con diferentes personajes, algunos amigos y protectores y otros enemigos letales en su largo peregrinar hasta Ciudad Esmeralda. El viaje de la protagonista no es solo una búsqueda de un lugar físico, en este caso, la Ciudad Esmeralda sino que supone, como les sucede a la mayoría de los héroes en este tipo de historias, la búsqueda de su lugar en este mundo, dando, así, cumplimiento a su destino.

Dirigida por Tarsem Singh  está interpretada por la actriz puertorriqueña Adria Arjona y cuenta entre su elenco con el actor Vincent D´Onofrio que da vida al mago de Oz (como no acordarnos al verle de su inolvidable Wilson Fisk de Daredevil). Estéticamente la serie tiene muchas influencias, no en vano sus productores ejecutivos fueron responsables también de Blancanieves, aunque podríamos señalar, como no, a otras series como "Juego de Tronos" o incluso  "Las crónicas de Shanara". Y es que parece que la fantasía está de moda, aunque ésta no siempre triunfe en las audiencias. La serie cuenta con un gran diseño de producción, una poderosa imaginería visual con elementos realmente originales como esos detalles en la arquitectura y el vestuario y esa ambientación un tanto steampunk, alguno diría retrofuturista, donde se mezcla la edad media y el mundo preindustrial de finales del XIX, con esos artilugios  volantes y rodantes o esas prótesis mecánicas que convierten a un joven muchacho en una especie de autómata, una suerte de juguete roto. La serie está rodada a caballo entre Hungria, Croacia y España. En nuestro país se rodó, concretamente, en las cuevas de Guadix (Granada), la Sierra Alhamilla y el Cabo de Gata (Almería), el Real Alcazar (Sevilla), el parque Guell (Barcelona) y la zona del Torcal de Antequera (Málaga).

Su desarrollo no ha sido fácil. Estaba previsto que la serie se estrenara en el año 2014 pero la NBC canceló su producción, retomándola algunos meses más tarde. Su estreno ha sido más bien discreto con casi 4,5 millones y medio de espectadores, en línea con la serie de la cadena que le antecedía en la parrilla, "Grimm", si bien parece que  se ha desinflado bastante en las semanas posteriores. En mi opinión, esta es una serie que ha ido de menos a más, se ha tomado su tiempo para presentar y centrar a los personajes y ahora parece que es cuando empieza a entrar en materia, poniéndose cada vez más interesante. Aun faltan 6 episodios para acabar su primera y puede que última temporada.